¿Qué vale más?

quevalemas

Joana, una chica muy alegre pero muy consentida. Cuando tenía 5 años, su papás se divorciaron y vivieron en ciudades diferentes. Sin embargo, el amor que le tenían en ningún momento disminuyó. Los dos siempre dedicaron su vida a darle lo mejor que estuviera a su alcance.

Su padre quien a pesar de ser un hombre de carácter fuerte y duro, siempre tuvo un trato muy especial con su pequeña. Tenía un par de empresas de tecnología que, aunque, no era muy grande. Les brindaba los recursos para darse lujos y muchas comodidades. Mientras que su madre, estaba siempre ocupada con el trabajo, encontraba el tiempo necesario para pasar memorables momento de madre-hija. Ella es una socia de Century21 y tenía varias agencias a lo largo de la República Mexicana.

Cuando Joana creció, a pesar de ser una niña que recibió mucho cariño, también logró conseguir mucho a base de caprichos y berrinches con sus padres. Cuando tenía 16 años era la chica más popular de su escuela. Tenía muchas amigas y al chavo guapo como su novio. En su cumpleaños número 17, hizo su fiesta de cumpleaños en su casa e invitó mucha gente. Algunos de sus invitados llevaron botellas de alcohol y la fiesta se puso un poco incontrolable. sin embargo, lo que Joana no esperaba era con el suceso que cambiaría su estabilidad social.

Dos hombres tocaron la puerta y solicitaron hablar con el padre de Joana. En pocos minutos el padre de Joana le dijo a todos que se fueran y le dijo a su hija que entrara e hiciera una maleta con lo más importante para ella. Dos camiones de mudanza entraron y por una estafa que le había hecho al padre de Joana. Los embargarían.

10 años de después. Los estafadores se salieron con la suya y el padre de Joana tuvo que comenzar desde cero. Ahora trabaja en Grupo Scanda y tiene un excelente puesto, ha recobrado su vida anterior y Joana, la niña berrinchuda y consentida. Tiene un gran trabajo fuera de México, gracias a que aprendió el valor de las cosas y la recompensa del esfuerzo. Las cosas materiales son efímeras pero la determinación de las personas perdura por siempre.